jueves, 29 de mayo de 2008

Pareja mexicana compraba niños para luego venderlos en Estados Unidos

MONTERREY - La policía arrestó a una pareja en el norte de México acusada de comprar bebes mexicanos para venderlos a parejas estadounidenses, indicaron investigadores.

'Libreta de pedidos'

Amado Torres, de 64 años, proveniente de Harlingen, Texas, y su esposa María Isabel Hernández, de 25 años, son sospechosos de comprar más de una decena de niños, de 2 años o menos, informó la policía.

La investigadora Oralia Mancha indicó que el círculo de tráfico de menores salió a la luz cuando una mujer acudió a la estación de policía de la ciudad de Reynosa para reportar la desaparición de su nieta, vio a Torres allí y lo acusó de tener a la bebé.

La policía arresto a Torres y a Hernández tras encontrar a la bebé con ellos, en una casa en la ciudad cercana de Río Bravo.

La madre de la bebé también fue acusada de tráfico de menores después de que admitiera que había vendido a su recién nacida por $3 mil.

Los funcionarios declararon que Torres y Hernández tenían una libreta con una lista de bebés. Las autoridades mexicanas trabajan con sus colegas estadounidenses para localizar a los niños.

"Estamos impactados", dijo Mancha.

Torres, originario de Puerto Rico, argumentó que era un misionero que ayudaba a las madres embarazadas que no podían pagar sus gastos médicos y los costos de mantener a un niño.

La ley mexicana permite las adopciones por parte de extranjeros, pero éstas deben ser aprobadas por el gobierno federal y deben realizarse sin intereses económicos de por medio.