sábado, 22 de noviembre de 2008

La Torre Omega


Las investigaciones realizadas en los sótanos de la política mexicana y en los archivos electrónicos de varias universidades prestigiadas, de América del norte, por la Unidad Académica para el combate del crimen económico y financiero, de la Universidad Nacional de México, conducen a la Torre Omega, que se localiza en la Colonia Polanco, en la calle de los Campos Eliseos número 245, en la capital mexicana.

Ese edificio es administrado por Andrés Holzer, quien a la vez preside la fundación Carlos A. Madrazo, en memoria del político mexicano que fuera padre del actual dirigente del PRI, Roberto Madrazo, quien cuenta con una oficina en el inmueble.

Como por azar, en el piso 10 Jorge Castañeda tiene una oficina mientras que su medio hermano el siniestro Andrés Rosenthal Gutman tiene su oficina en el piso 4. Todos ellos tienen en ese edificio, que es la sede de buena parte del mercado bursátil mexicano, un centro de cabildeo para llegar al poder y vender lo que queda de México a bajo precio.

En los círculos mexicanos de inteligencia hay rumores insistentes de que la Torre Omega que administra Andrés Holzer (cuya hermana está casada con Rosenthal) no debe su nombre no a los relojes Omega, que comercializaba su padre, sino a la estación Omega del Mossad, una unidad de élite de la inteligencia exterior israelí asentada en México, de la que se sospecha que tuvo mucho que ver con los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001.

Es importante informar que Al Qaeda tuvo una fecha reciente una reunión en México. Al respecto se recomienda ver la nota correspondiente en www.eluniversal.com.mx/pls

El doctor Juan Ramón Jiménez, director de la Unidad Académica especializada en los estudios de la delincuencia organizada, menciona en un artículo publicado por el Club de Periodistas de México el acontecimiento social que se llamó Tres veces amor, que se realizó el 28 de septiembre de 2003. Fue la boda de Roberta Ampudia Rovirosa, hija de Ricardo Ampudia, con Alfredo Reynoso Durand, hijo de Juan Reynoso, que es contratista de Pemex para el movimiento de buques rentados. Ricardo Ampudia es un lavador de dinero ligado a Manuel Alonso, quien fue portavoz del presidente Miguel de la Madrid en su sexenio de 1982 a 1988, y dueño del fraccionamiento de lujo Bosque Real, cuyo copropietario es Carlos Peralta, empresario ligado al ex presidente mexicano (1988- 1994) Carlos Salinas de Gortari.

A esa boda asistieron las familias responsables de la globalización mexicana y de la sumersión de la vida pública nacional en el narcotráfico: Adriana y Enrique Salinas de Gortari, Miguel de la Madrid Hurtado, José Murat, Leandro Rovirosa Wade, Alberto Abed, Emilio Gamboa Patrón y el colombiana Fernando Botero, señalado por varias fuentes de inteligencia, entre ellas la DEA, como enlace entre los narcopolíticos mexicanos y colombianos. Botero es un protegido de la Iglesia de la Unificación.

Esta es la élite del poder en México, decidida a compartir el poder económico, por medio de privatizaciones desmedidas, con la familia Bush y sus asociados, de la misma manera que puso el poder público al servicio del narcotráfico.